Celebraciones del día 24 de noviembre de 2016

Después de varios días, puedo dedicarme a escribir una reseña sobre las CELEBRACIONES DEL DÍA 24 DE NOVIEMBRE en las que, en conjunto, participamos 38 personas (25 hombres y 13 mujeres) en un ambiente de sana convivencia y camaradería: los hombres relacionados por lazos de compañerismo y amistad, surgidos en los años de internados salesianos, correspondientes a nuestra adolescencia y juventud; y las mujeres, apoyando esos lazos de sus maridos y participando activamente en ambas celebraciones.

  1. MISA DE DIFUNTOS

A la hora prevista, las 12 de la mañana, después de un reencuentro alegre y amistoso entre 24 personas, comenzó en la Cripta del Colegio Salesiano de Madrid-Atocha la celebración de la Eucaristía, en este caso como Misa de Difuntos, por el descanso eterno y el bien de las almas de dos compañeros y amigos de diferentes cursos y edades:

a) Jesús Esteban Barranco:

Fallecido a la edad de 78 a consecuencia de una larga enfermedad. Especialista y Profesor de Teología. Padre de una familia numerosa en hijos (5) y nietos (12), formada con su viuda Pierina. Relacionado con cuatro grupos de exestudiantes salesianos: Grupo Beltrami (formado por los compañeros de su curso, como Bernardino Rodríguez Araújo, sdb, integrante de la Comunidad Salesiana de Madrid-Atocha), Grupo Quynta58 (de un curso posterior), Grupo Burgos (de dos cursos posteriores) y nuestro Grupo Estudiantes Salesianos 1956-1965″. Por su edad, está relacionado con otras personas que forman parte de nuestro grupo: José Antonio López-Manzanares, Jesús Guerra, Juan Ángel G. Verdayes, Germán Espinosa, Cayetano Cacho, Julián G. Rueda y Miguel G. Encinas.

b) Pedro Mª Serna Gutiérrez:

Fallecido a la edad de 70 años, teniendo en cuenta la edad de sus compañeros de curso, como Chema Cámara Aparicio (Noviciado 1963-64), quien nos notificó su fallecimiento reciente, desconocido por nosotros. A su curso, también pertenecieron otros compañeros que están relacionados con nuestro grupo: Joaquín Mª Asenjo, Enrique Cidad, Aureliano Gómez, José Luis M. Garvín, Lorenzo Miguel de Miguel, y Jesús Pascua. Antes de jubilarse, trabajó varios años en el Colegio Salesiano de Barakaldo (Bizkaia).

mosaico-1c

Pierina, viuda de Jesús Esteban Barranco, nos honró con su presencia y participó en la Eucaristía, Durante la homilía participativa, nos habló, muy emocionada, de su difunto marido como persona, esposo, padre de familia y abuelo; como trabajador incansable en su especialidad de Teología; de las estrecheces económicas con que sacó adelante a su familia numerosa; de su larga enfermedad;, de su fe inquebrantable… Nos agradeció nuestro interés por la evolución de su estado de salud, nuestra compañía y amistad, nuestras oraciones y esta celebración eucarística por su alma. Al final, nos entregó un recordatorio de su marido en el que se lee: “Volvió al Padre el 31 de julio de 2016. Al despertar, me saciaré de tu semblante, Señor (Salmo 17“.

Nuestro compañero y amigo Mariano G. Yagüe, sdb, presidió la Eucaristía. Para su homilía, usó bastante contenido de la escrita por Bernardino R. Araújo, sdb, compañero de curso del finado, quien lo conocía muy bien, destacando muchos valores o aspectos positivos de Jesús.

El canto gregoriano de la Misa de Difuntos, interpretado ‘a capela’, resaltó la celebración eucarística. Al final, como siempre, interpretamos dos cánticos a María Auxiliadora para pedir su intercesión por los difuntos y su protección para todos los compañeros y amigos del grupo. Germán Espinosa acompañó magistralmente al órgano estos cánticos y nos dirigió el canto gregoriano.

  1. COMIDA DE NAVIDAD 2016

Cada uno se acercó como quiso o pudo al Restaurante El Escarpín (Calle de las Hileras, 17, Madrid), donde nos estaban esperando otros compañeros y amigos, algunos acompañados de sus mujeres, para comenzar la Comida de Navidad a las 2 de la tarde, según estaba programada. Al final, participamos 35 personas, entre las que contamos, por primera vez, con nuestro compañero de curso y amigo Juan José Bartolomé, sdb, quien, procedente de México, se encontrada pasando unos días en Madrid. ¡Qué alegría y emoción al reencontrarnos con él después de 51 años! Tuvo algunas dificultades de memoria para recordar el nombre y cara de todos los compañeros de curso que estuvieron presentes. Algo normal que ya nos ha pasado a otros en ocasiones parecidas.

Con ocasión de esta Comida de Navidad, se buscaron otros restaurantes alternativos que pudieran alojar a todos los participantes en un solo comedor, algo que, finalmente, no se pudo conseguir; por tal motivo, unos pocos que llegaron más tarde se vieron obligados a sentarse en otra mesa, separada de la mesa del grupo general por una pared con arco, situación que no resultó totalmente de su agrado, ofreciéndoles el cambio de asiento por otras personas que lo aceptaran voluntariamente. Su espacio estaba previsto para ser ocupado por algunas mujeres.

Esta vez, al ser muchos, para evitar el retraso en el servicio de cocina y camareros, fuimos con los platos elegidos previamente, según los ofertados por el restaurante en el Menú del Día. ¡Claro que se notó la rapidez, aunque estuvimos atendidos por un solo camarero la mayor parte del tiempo!

mural-2b

Juan José Bartolomé, antes de salir para una revisión médica, nos dirigió unas palabras al comienzo de la sobremesa. Expresó su emoción y alegría por el reencuentro, pidió disculpas por sus fallos de memoria, nos dijo que seguía la marcha del grupo por correo electrónico y por WhatsApp y nos animó a continuar esta convivencia, basada en el compañerismo y amistad, que se inició hace 60 años (para muchos) en el Colegio Salesiano de Zuazo de Cuartango (Álava). Tuvo la oportunidad de participar poco tiempo en el cántico de villancicos y canciones populares de aquellos años de internado.

El brindis inicial, con vino y cantado, así como el brindis final, con cava, sirvió para desearnos lo mejor en el futuro y desearnos: ¡Feliz Navidad!

Manuel de la Orden, nuevo asistente, perteneciente a varios cursos inferiores, participó activamente como si nos conociera y  hubiese estado con nosotros desde hace varios años. Le agradezco a Manuel que haya confiado en nuestro grupo y en nuestra acogida. También le agradezco su participación en la Misa de Difuntos.

Mariano G. Yagüe, sdb, no pudo acompañarnos en la Comida de Navidad; pero sus calendarios de bolsillo del año 2017, con la imagen de María Auxiliadora, llegaron a todos.

Todavía varios tuvimos ganas de continuar la sobremesa en la calle antes de separarnos.

Anuncios