Fallecimientos (de ayer y hoy)

Gracias a la información que me ha proporcionado Hilario Gómez Martínez, sdb, os comunico los dos ÚLTIMOS FALLECIMIENTOS, uno acaecido ayer y otro, hoy.

  1. LA MADRE DE MARIANO SÁEZ DE CASTRO, SDB:
    • Doña Estéfana, madre de Mariano Sáez de Castro, sdb (director de la Casa Salesiana de Madrid-Estrecho), falleció ayer, domingo, día 7 de enero de 2018, por la mañana, a la edad de 89 años.
    • El entierro de sus restos mortales se realizó en su pueblo, Barromán, situado en la comarca abulense de La Moraña.
  2. DON OLEGARIO CASADO REVILLA, SALESIANO SACERDOTE:
    • Ha fallecido hoy, lunes, 8 de enero de 2018, a la edad de 84 años, en la Casa Salesiana de Madrid-La Pagoda (c/ Tranvía, 9).
    • La capilla ardiente está montada en la Casa de las Hijas de María Auxiliadora “Dehesa de la Villa”, en la calle María Auxiliadora, nº 9, de Madrid.
    • El funeral, de cuerpo presente, se celebrará mañana, 9 de enero, martes, a las 13:00, en la Casa de las Hijas de María Auxiliadora “Dehesa de la Villa”.
    • El entierro se realizará a las 16:30 en el panteón salesiano del Cementerio Sur de Madrid (zona de Carabanchel).
    • Puede consultarse su esquela mortuoria pulsan sobre este enlace.

Expresamos nuestro sentimiento de condolencia tanto a Mariano Sáez, por la muerte de su madre, como a la Comunidad Salesiana y familia de D. Olegario Casado. Y nos consuela la promesa de Jesús, recogida en el Evangelio: “Yo soy la resurrección y la vida. Quien cree en mí, aunque haya muerto, vivirá” (Jn 11, 25).

Nos unimos en la oración y el recuerdo agradecido por la vida y entrega de ambas personas.
 
Confiemos en que el “pan” y el “trabajo” que Don Bosco prometió a los que se hicieran salesianos, ahora sea también para D. Olegario “paraíso” donde vivir junto a Dios, resucitado con Cristo – recogido en la página web de la Inspectoría Santiago El Mayor-.
 
¡Descansen en paz!
Anuncios

Un pensamiento en “Fallecimientos (de ayer y hoy)

  1. Estoy con las familias y la salesiana en el pésame, y pido a Dios por su alma.

Los comentarios están cerrados.