“Breves apuntes de una tertulia” con homenaje a Fernando Mateos (Por Antonio Tavera)

NOTA INTRODUCTORIA

Con autorización de los compañeros y amigos del Grupo de Salamanca, perteneciente, a su vez, al Grupo “Moher24”, haciendo de intermediario y conseguidor Celso, publico a continuación “Breves apuntes de una tertulia”, escrita magistralmente, como siempre, por Antonio Tavera, acompañada de dos fotos: una de los asistentes a la tertulia y otra anterior en la que también aparece Fernando Mateos, a quien pretendemos homenajear con este escrito, lleno de recuerdos sobre su persona, cuando hoy se cumple un mes de su fallecimiento.

Muy agradecido al Grupo de Salamanca.

Angelillo

====================

El pasado lunes, día 13 de agosto, nos reunimos los del Grupo de Salamanca que podéis ver en la foto adjunta en la Cafetería “El Greco” ya que el lugar habitual, El REX, estaba cerrado. Pocas molestias supuso el cambio de terraza ya que este último se encuentra a pocos metros del REX.

Germán me había propuesto varias veces convocar un encuentro ya que hace bastante tiempo desde que nos reunimos la última vez, pero mi situación no era la más adecuada y desistí. Ahora hemos aprovechado esos pocos días buenos que, entre ciclo y ciclo de quimioterapia, me permiten llevar una vida un poco más normal y nos pudimos ver.  Bastantes de los asistentes se acababan de encontrar hace unos pocos días, en el entierro de FERNANDO MATEOS en su pueblo, Villavieja de Yeltes. Yo solo pude ir a rezar por él al tanatorio, en Salamanca, el día 9 de agosto.

 

Fernando Mateos participando en las tertulias del Grupo Salamanca.

Naturalmente la figura de Fernando Mateos fue el principal tema de conversación. Ya he contado que, hace unos tres meses, entré en la “Sala de tratamientos” del Hospital para hacerme una analítica con vistas a la consulta con mi oncólogo al día siguiente y sentí una voz que  decía:

– ¡Antonio!

Enseguida busqué la procedencia de aquella voz que interpelaba a un tal “Antonio” y me llevé una sorpresa mayúscula cuando vi que, en el sillón nº 7, estaba Fernando recibiendo quimioterapia. Y me impresionó la mala cara que tenía, aunque yo la tenga igual, por supuesto.

Cuento esto porque tenemos de Fernando un recuerdo de una persona alegre, siempre de bromas, “echado pa’lante”. Varias veces nos contó su amistad con don Emilio Botín, patrón del Banco de Santander, aunque reconocía que en cierta ocasión perdió unos cinco millones de pesetas en unos bonos del Banco por hacerle caso a su jefe. Todos recordamos su buena voz y su desparpajo en las representaciones teatrales o en su canciones de sobremesa. Cuando dejó la Congregación estuvo en la tuna Universitaria y, por lo que contaba sin darnos demasiados detalles, debió correrse buenas juergas. Y no solo en España.

Nadie sabía, cuando estábamos en Arévalo de aspirantes, cuál era el protocolo para que algunos compañeros desaparecieran de buenas a primeras sin saber por qué. Sí es verdad que se decía, sobre todo en mayo, que “la Virgen barría”pero no nos imaginábamos a la Virgen levantando a los compañeros al amanecer, como si fuera un fusilamiento. ¿Cómo sabía la Virgen quién era  el que se iba y en qué cama dormía? Pues no, no era la Virgen, era Fernando Mateos quien, por mandato del Director, señalaba con una toalla puesta a los pies de la cama  quién debía madrugar y levantarse sin hacer el mínimo ruido, hacer la maleta y salir del aspirantado.

A pesar de estas maniobras sigilosas que nos sorprendían tanto cuando nos levantábamos y veíamos camas vacías, Fernando no debía ser muy amigo de tal costumbre puesto que, cuando él decidió dejar el Noviciado, en Mohernando, el Padre Maestro le dijo que no dijera nada a nadie. Pero él, bravo como era, decidió desobedecer esa última orden y le dijo al Padre Maestro:

– ¿Cómo no me voy a despedir de unos amigos  con los que he convivido tantos años y son como mis hermanos?

Y se lo dijo a todos, que salieron a despedirle desde el mirador cuando él partía hacia el apeadero de la Estación del tren.

[Continúa. Puede leerse el texto completo]

Antonio Tavera

 

Anuncios